Tu Asesora Familiar   

               Una forma diferente de entender las necesidades                                   de los bebés, escuchando con la intuición.                              

 

 

 


 ¿Es posible enseñar a dormir en los primeros meses de vida?

Ayudar al bebé a adquirir la capacidad que le ayudara a dormir de manera independiente y permanecer dormido durante toda la noche sí es posible.

El secreto: crear una rutina y unos hábitos correctos de forma temprana en los primeros meses de vida


Al contrario de lo que pensamos no son muchos los niños que verdaderamente tienen problemas de insomnio infantil.

Lo normal es que simplemente tengan dificultades para conciliar el sueño. Uno de los principales motivos por los que no son capaces de dormirse es por la necesidad de apoyos que han desarrollado durante los primeros meses de su vida.

El apoyo del sueño es cualquier elemento, actividad o persona con el que el bebé haya desarrollado una relación de dependencia directa para conciliar el sueño. Generalmente, un bebé aprende a conciliar el sueño utilizando un método determinado a través del cuál crea sus propios hábitos. Llega un punto en el que esos hábitos ya no le funcionan y es cuando el bebé ya no descansa de manera saludable.

Los bebés no nacen con la capacidad de entender el ritmo del adulto. Los padres deben crear una rutina y unos hábitos correctos para sus bebés y para sí mismos.Por esto en mis Asesoramientos a familias insisto en la necesidad de crear de forma temprana hábitos correctos desde las primeras semanas de vida que con el trascurso de los meses se construirán unas rutinas adecuadas que faciliten el descanso de los bebés y de toda la familia.

El sueño reparador del bebé es imprescindible para su desarrollo físico y mental. Cuando un bebé no descansa lo suficiente nos encontramos con niños irritables, en ocasiones con tendencia al llanto. Además, afecta a toda la familia: depresión de los padres, estrés, ansiedad, desacuerdos, en definitiva el no dormir afecta a toda la familia.

 

Beneficios de enseñar a tu hijo a dormir de manera saludable

Con mi experiencia y tu firme voluntad de cambiar los hábitos de sueño de tu hijo, mis asesoramientos de sueño te permitirán:

  • Poder dormir tras un proceso de re-educación.
  • Conseguir que tu hijo duerma las horas recomendadas
  • Acostar a tu niño sin miedo ni estrés
  • No sentirte culpable por querer más horas de sueño para toda la familia
  • Ver cómo el sueño y el estado de ánimo de tu hijo mejoran en unos pocos días.
  • Comprobar cómo toda tu familia empieza a disfrutar del tiempo que pasa junta
  • Tener tiempo para relajarte con tu pareja en cuanto se duerman los niños
  • Ir a trabajar descansado y con la mente clara

 

 

 


 


 

 IMÁGENES DE UN CURSO PARA PADRES EN AZUQUECA DE HENARES.